18 febrero 2014,
 0

Muchas veces nos centramos en el ahorro de agua en general, olvidando que, en algunas acciones cotidianas, desperdiciamos miles de litros de agua anualmente. Es por ello que hoy me centraré en algunas medidas que podemos tomar para ahorrar en agua caliente.

Medidas para ahorrar agua

El agua caliente

Todos hacemos un gran uso del agua caliente, encendiendo la caldera y calentándola en ocasiones puntuales. La pega está en que dejamos correr el agua fría.

Imagínate todo el agua útil que, literalmente, tiramos por el desagüe mientras estamos esperando a que el agua fría pase por las tuberías  y empiece a salir la caliente.

En primera instancia, no podemos evitar que, de algún modo, el agua caliente se enfríe en las tuberías, a menos que contemos con una caldera centralizada (para un bloque de viviendas) o comunitaria (para toda la ciudad). Esto se debe a que los dos últimos métodos proveen de agua caliente durante las 24 horas del día y cuentan con un sistema de retorno.

Para minimizar el derroche innecesario de agua, propongo cinco medidas de ahorro.

5 Medidas de ahorro del agua

5 Medidas para ahorrar agua

  1. Usa el agua fría. Puedes aprovechar el agua fría de las tuberías para llenar el cubo de fregar, cepillarte los dientes o afeitarte. Es posible que puedas preferir cepillarte los dientes con agua templada o caliente, pero en la mayoría de los casos es innecesario.
  2. Ducharse uno detrás de otro. Si no vives solo, es muy buena idea acordar un momento del día para ir a la ducha todos, uno detrás de otro. De este modo, solo se tirará el agua fría una vez.
  3. Usa grifos monomando. Sabemos que, si te estás, por ejemplo, enjabonando, es bueno cortar el agua para que no corra innecesariamente. El problema viene luego, al abrirla, ya que tendrás que volver a configurar su temperatura. Para evitar esto se deben usar los grifos monomando, que guardan la configuración.
  4. Instala una buena caldera. Las calderas de baja calidad, requieren de un gran caudal de agua para encenderse y funcionar correctamente, sin que la llama se apague. Esto provoca que estemos gastando demasiada agua en algo que requiere de menos.
  5. Sistemas de retorno doméstico. Como mencioné anteriormente, las instalaciones centralizadas y comunitarias cuentan con un sistema de retorno, el cual es inviable en un hogar en particular. Últimamente, esto está cambiando gracias a sistemas como AquaReturn, que, con una baja inversión, sin un sistema de distribución especializado y una instalación sin obras de 3 minutos, permite hacer circular el agua por las tuberías hasta que esta esté lo suficientemente caliente (35 ºC).

Con estas cinco sencillas medidas, podemos ahorrar miles de litros de agua y cientos de euros al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR