29 abril 2014,
 1

Al bañarnos en las piscinas, esperamos poder nadar en un agua limpia y transparente de forma que, si nos sumergimos, tengamos un amplio campo de visión. Por eso debemos preocuparnos de mantenerla lo más limpia posible y esto incluye un buen tratamiento para la prevención de algas en la piscina.

Prevención de algas en la piscina

Antes de meternos de lleno al tema, debes tener en cuenta que prevenir las algas en la piscina es infinitamente mejor que tener que eliminarlas posteriormente. Un pequeño tratamiento periódico te ahorra productos químicos, dinero y trabajo a medio y largo plazo.

Además, que las algas no sean visibles en el agua no quita el que estén ahí. Recuerda que son organismos microscópicos y, por tanto, no son visibles a simple vista, a no ser que ya hayan formado colonias.

Causas de su aparición

Las algas llegan a las piscinas de muy diferentes maneras. Sus esporas pueden ser traídas por el viento, la lluvia y los mismos bañistas. Esto quiere decir que siempre hay esporas de algas en la piscina.

Una vez que las esporas hayan llegado al agua, hay factores que propician su reproducción y formación de colonias. Estos factores pueden ser: el agua templada de la piscina (calentada al sol), restos orgánicos (insectos, hierba, hojas…), un tratamiento químico deficiente, un filtrado poco frecuente, etc.

Kit de medición para piscinas

 

Medidas para prevenir la aparición de algas en la piscina

  1. Retirada de basura orgánica. Y, de paso, es bueno que también retires la inorgánica. Esta sirve de un alimento excelente para todo tipo de microorganismos.
  2. Filtrado constante. Los filtros de las piscinas mantienen una corriente constante de agua y la mantienen limpia; dos factores que previenen en gran medida la aparición de las algas.
  3. Cepillado de paredes y fondo. Hay algas que no flotan en el agua, si no que se adhieren a las paredes y el fondo de la piscina. Un buen cepillado de estos las despega y ayuda a que sean eliminadas por los filtros.
    Las paredes y, sobretodo, el fondo pueden llegar a ser difíciles de cepillar. Puedes adquirir un limpiafondos automático o contratar a un profesional de EVOHOGAR que realice la tarea.
  4. Control de los niveles del cloro y pH. Los químicos necesitan de un determinado nivel para actuar correctamente. Puedes adquirir un kit analizador o bien contratar a un profesional que haga el análisis y regule los niveles. Puedes obtener más información sobre la cloración y el control del pH en este post.
  5. Tratamientos de choque. Aunque las algas aún no hayan tomado tu piscina como su principal hábitat, es más que recomendable realizar un tratamiento de choque cada cierto tiempo. En caso de que la piscina se use muy frecuentemente (como las piscinas públicas y comunitarias), puede ser necesario un tratamiento semanal. Esta es una de las formas más efectivas de eliminar algas en la piscina, pero no se debe abusar de ella.

One response on “Cómo prevenir la aparición de algas en la piscina

  1. […] tratamientos desinfectantes son muy importantes para destruir diferentes microorganismos como bacterias, virus y algas que, de otro modo, convertirían la piscina en un estanque rebosante de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR