Categoría Agua Potable
14 junio 2014,
 1

De la correcta elección de un calentador de gas dependen la comodidad, seguridad y el uso que se pueda hacer del agua caliente.

Muchas veces, se toma dicha elección a la ligera, generando problemas posteriormente. Y esto se debe, en parte, a que existen gran cantidad de calentadores con diferentes características.

Calentadores de gas - Eléctrico y manual

Instaladores de gas cualificados

Llame gratis al 900 41 41 41

Ventajas del calentador de gas frente al termo eléctrico

Es muy recomendable conocer las ventajas que ofrece cada sistema, para instalar el más adecuado según las necesidades.

Ya se han explicado las ventajas de un termo eléctrico y cómo elegirlo correctamente. Así pues, aquí te presentamos las ventajas de un calentador de gas:

  • Mucho más rápido. El termo eléctrico precisa de cierto tiempo para calentar el agua. Un calentador de gas calienta el agua mientras ésta pasa por el.
  • Cantidad de agua caliente ilimitada. Al calentarse el agua en el mismo momento de su uso, no se depende de la cantidad de agua caliente almacenada.
  • Más económico. Calentar mediante gas, a parte de ser más barato, es un combustible que genera muchísima más temperatura que las resistencias eléctricas. Esto significa que la cantidad usada es menor.
  • No se gasta energía por el enfriamiento. Los termos eléctricos almacenan el agua caliente para su posterior uso, significando un paulatino enfriamiento. Ello conlleva un gasto de energía mayor para mantener la temperatura del agua.

Cabe indicar que, dependiendo del uso que se le vaya a dar al agua caliente, un calentador de gas puede ser indispensable. Calentadores de gas para las duchas

Cómo elegir el calentador de gas

Los calentadores de gas calientan el agua mediante combustión, que genera altas temperaturas. El agua pasa por un serpentín situado encima de las llamas, calentándose durante el recorrido.

#1 – Caudal

Por caudal se entiende la cantidad de agua que es capaz de calentar el aparato cada minuto (l / min).

Para saber cuánto caudal se va a necesitar, hay que hacer una estimación de la cantidad de agua caliente que se va a requerir durante las horas de uso más intensivo.

De elegirse un calentador con un caudal demasiado pequeño, es posible que no haya agua caliente suficiente para satisfacer la necesidad.

#2 – Tipo de gas

Se pueden clasificar los calentadores según el tipo de gas que emplean como combustible. Podemos encontrar dos grupos:

  • Gas butano – Este gas tiene un mayor poder calorífico que el natural, lo que se traduce en poder calentar el agua a más temperatura con menor gasto de combustible.
    Una gran ventaja que tiene es su distribución; se adquiere en bombonas, permitiendo ser usado en lugares apartados y sin tuberías de gas natural.
    Sin embargo, es más caro que el gas natural, mas al necesitarse de una menor cantidad para alcanzar elevadas temperaturas, el precio final es el mismo.
  • Gas natural – Cuenta con menor poder calorífico que el gas butano, pero su precio es más reducido.
    La gran ventaja que ofrece este gas es su distribución mediante un sistema de tuberías, traduciéndose en poder disponer de el de forma ilimitada.
    Otra gran razón para decantarse por el gas natural es la seguridad. Al no tener que almacenarlo en una bombona, se corren menos riesgos de explosión.

Como podrás observar, no se puede utilizar el gas butano en un calentador adaptado al natural y viceversa. Hacerlo resulta peligroso (pudiendo producirse llamaradas muy grandes), proporciona un agua demasiado caliente o fría y estropea el calentador, entre otros.

#3 – Encendido automático o manual

Existen dos tipos de calentadores: de encendido automático y de encendido manual (siendo estos últimos el sistema más antiguo).

Se recomienda la instalación de un calentador automático, aunque resulte algo más caro. Las razones hablan por sí solas:

  • Más seguro. El calentador automático se enciende en el momento en el que circula el agua (es decir, al usarse el agua caliente) y se apaga al detenerse la circulación. De este modo se evita olvidarse encendida la llama, con su consecuente peligro.
  • Gran ahorro de gas. Por la misma razón de antes, el ahorro de gas es mayor. La llama se apaga cada vez que se cierra el grifo, ahorrando gas durante el enjabonado, por ejemplo.
  • Más cómodo. ¿Cuántas veces ha pasado que la llama se extingue durante la ducha, obligándote a salir para encenderla? El calentador automático la mantiene encendida por si solo.

Sin embargo, un calentador automático requiere la presencia de un enchufe eléctrico, pues su sistema de encendido y apagado funciona con electricidad.

#4 – Lugar de instalación

Las especificaciones del calentador de gas influyen en su tamaño y requerimientos de instalación. Una vez valoradas las necesidades, se debe de buscar el lugar adecuado.

Los requisitos para la instalación de un calentador son: una instalación de gas, tuberías de agua fría y caliente, rejillas ventilación de seguridad, estar cerca del exterior, para evacuar los gases residuales, instalación en un lugar visible y de fácil acceso, ausencia de objetos fácilmente inflamables alrededor y la presencia de un enchufe (sólo en caso de que el calentador así lo requiera).

Así mismo, se recomienda hacer la instalación lo más cerca posible del lugar de uso, ahorrando así agua y perdiendo menos calor durante el recorrido.

AVISO: La instalación debe ser realizada únicamente por un profesional cualificado. En EVO HOGAR disponemos de expertos cualificados para dicha tarea.

Mantenimiento y seguridad

Se ruega encarecidamente que se respeten rigurosamente todas las fechas de revisión. Se debe de invitar a un experto para que revise la instalación y haga el mantenimiento pertinente.

Bajo ningún concepto, haga modificaciones por su cuenta. Déjelas siempre en manos de un profesional con estudios.

Respetando las medidas de seguridad se evitarán fugas, desperdicio de combustible, mal funcionamiento, incendio, etc.

Recuerde que las mangueras tienen fecha de caducidad y requieren ser cambiadas. Después de dicho plazo, pueden agrietarse, provocando fugas y incendiándose.

Instaladores de gas cualificados

Llame gratis al 900 41 41 41

One response on “Cómo elegir el calentador de gas más adecuado

  1. […] de entrar en detalles sobre la elección de termos eléctricos, es bueno conocer las ventajas que ofrece un calentador de gas y compararlas con las ventajas de un […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR