Categoría Piscinas
13 mayo 2014,
 0

Sin duda, las piscinas de hormigón son las más extendidas, pues el uso de las piscinas de construcción se remonta a hace miles de años.

En este post vamos a hablar de sus características y ventajas principales, su mantenimiento y haremos una comparación de éstas con las piscinas de poliéster.

Piscinas de hormigón

Para más información sobre las piscinas de hormigón y su mantenimiento

Llame gratis al 900 41 41 41

Características principales

Algo en lo que muchos coincidirán es que la característica principal para decantarse por una piscina de hormigón es su gran capacidad de personalización. Se puede definir, al milímetro, su tamaño, forma, profundidad, decoración… También se puede tener un gran control sobre los materiales usados (exceptuando los materiales básicos). Además, permiten incluir todo tipo de sistemas adicionales como los de purificación del agua, iluminación, burbujas, etc.

¿Piscina de hormigón o de poliéster?

Ya hemos tratado las ventajas de las piscinas prefabricadas de poliéster. Esto puede dejar la duda de por qué tipo de piscina decantarse. Esperamos aclararlo en las siguientes líneas.

 

Piscinas de hormigón

Las piscinas de hormigón son las más idóneas para usuarios exigentes y profesionales de la natación, pues, como se mencionó anteriormente, permiten elegir las dimensiones más idóneas e instalar los sistemas necesarios para practicar diferentes deportes.

Al poder hacerse la piscina todo lo profunda que se desee, se pueden construir diferentes trampolines y accesorios para tirarse al agua.

 

Piscinas de poliéster

Son, sin dudarlo, las más recomendadas para jardines pequeños y usuarios que, simplemente, deseen disfrutar y refrescarse en los meses de verano.

Hay gran variedad de formas, dimensiones y profundidades disponibles en el mercado. Si bien estos ya vienen predefinidos, se puede elegir la que más se ajuste a las necesidades.

Construcción de piscinas de hormigón

Mantenimiento de las piscinas de hormigón

El mantenimiento de una piscina de hormigón varía en comparación con otro tipo de piscinas.

  • Mantenimientos comunes. Al igual que en cualquier piscina, debemos preocuparnos por prevenir la aparición de algas, tratar el agua (ya sea con cloro, sal u ozono), eliminar restos orgánicos, limpiar los filtros, etc.
  • Recubrimiento. Las piscinas de hormigón suelen recubrirse de baldosas, las cuales se pican, dejando huecos muy feos que se deberán de tapar.
  • Cuidado del hormigón. En muchas ocasiones, las piscinas se ven rodeadas de árboles con raíces largas y gruesas, las cuales, con el tiempo, pueden agrietar y, en definitiva, romper las superficies.

Para más información sobre las piscinas de hormigón y su mantenimiento

Llame gratis al 900 41 41 41

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR